×
hace 2 meses
[Arte]

Asustar con el pasado

El médico José Aguirre debuta como escritor con una colección de 14 historias de terror

Imprimir
Asustar con el pasado
Saltillo, Coahuila.- “Primero, algunos susurros; después, gritos infernales que sólo el pequeño Mikey era capaz de escuchar. Amenazas, blasfemias, obscenidades… Lulú le pidió comida a cambio de dejarlo con vida”, así comienza uno de los relatos que conforman 13 Cuentos y Lulú (Cravioto, 2018), el libro debut de José Aguirre que se presentará este sábado a las 19:30 horas en la Taberna El Cerdo de Babel.

Para el autor, sus historias “nacen muchas veces de casos reales, de personas locas que creían que estaban endemoniadas; otras son de historias que me contaba mi abuela o que escuchaba de repente de la gente en pláticas, pero dándoles un giro propio que hizo que se transformaran en cuentos de terror”, menciona.

La mayoría de las personas se han recreado a lo largo de la historia en el ritual de sentarse alrededor del fuego y contar historias para protección de la tribu o para pasar el rato en la oscuridad, a la expectativa de ser atacados, con el miedo en la piel.

“El temor es una de las emociones primordiales de la humanidad. Este sirve tanto como protección ante una amenaza, pero una vez que pasa el miedo hay una descarga de endorfinas que nos producen relajación. Esta es una de las razones que nos hace acercarnos tanto a este tipo de lecturas. Otra cosa es que leer nos pone en contacto con estas amenazas sin el peligro de salir dañados. En cierto sentido ese es el trabajo de la ficción, convertir una fantasía en real sin la amenaza de ser herido”, comentó el también médico.

“Muchos de nosotros tenemos esta predilección por ponernos en riesgo. Va desde leer un simple cuento o novela, o ver una película de terror hasta subirte a un juego mecánico en el que sabes que te vas a asustar, pero que también sabes que te producirá algo que te gusta sentir”, agregó.

Sombría influencia

Con títulos como Familia Barkley, Adriana y el Gato, Hechos de Sangre y La Tragedia de San Albertito se nota la enorme inspiración que los grandes nombres de la literatura de terror de finales del siglo 19 y principios del 20 como Edgar Allan Poe, H.P. Lovecraft y Sheridan Le Fanu han ejercido en las sombrías historias de Aguirre, que mezcla el tan inglés género de las historias de fantasmas con la influencia mexicana.

Esta influencia de los autores en inglés se ve principalmente en la manera en el que están contadas las historias. Un lenguaje lleno de descripciones que buscan recrear una atmósfera de casa embrujada, que envuelva al lector, como menciona el escritor.

“El gato apareció una vez más, ahora sentado a la orilla de la cama. Adriana, entre sueños, pensó que se trataba de una pesadilla, la misma pesadilla que había tenido todas las noches, sin falta, durante los últimos siete meses”, se lee en otro de los relatos con los que cuenta el libro.

Uno de los objetivos que Aguirre se planteó al escribir el libro fue el de replantearse la historia de la tradición del cuento de terror, pero visto desde el ojo mismo de quien las lee. Ser un escritor que muestre lo que a él le interesaba leer, pero que no lo encontraba.

“El proceso de escritura puede decirse que fue largo, ya que tuve que investigar, pero también hacer memoria sobre esas historias que había escuchado con el tiempo, todas esas pláticas en el que lo paranormal salía a flote, o al contrario, en el que la historia era lo más normal del mundo pero tenía tintes de ese tipo. Como casos en manicomios y demás”, dijo.

El género del terror como todos los géneros literarios ha avanzado con el tiempo. Se ha pasado por la historia de los monstruos como Drácula, arquetipo de los vampiros, hasta el folclor con los hombres lobo. Aún así, en el siglo 18 se dio la renovación del mismo con el tema de la ciencia y su impacto en esto, dando así una visión ampliada de los temores humanos: hombres hechos de manera artificial, como Frankestein; seres que invaden la Tierra desde el espacio exterior como en La Guerra de los Mundos de H.G. Welles o las obras de H.P. Lovecraft.

“Al tiempo de hoy escribir terror de este tipo es difícil porque como todo ha cambiado. Ahora es mucho más fácil buscar una solución racional a los hechos que nos asustan como para sentir esa sensación de manera completa. La epilepsia, enfermedad que antes estaba relacionada con el demonio, ahora ya no lo es. Los fantasmas son cada vez más escasos, pero el motivo del libro es también regresar a esa época en la que un ruido en las paredes o una visita extraña podía ser motivo de terror”, finalizó Aguirre.

El libro puede conseguirse en la Librería del Fondo de Cultura Económica Carlos Monsiváis, así como en el Facebook 13 Cuentos y Lulú.

ASISTE

Presentación 13 Cuentos y Lulú

José Aguirre

Cravioto, 2018

Sábado 11

Taberna El Cerdo de Babel

Entrada libre


Imprimir
te puede interesar
[Coahuila]
hace cerca de 19 horas
[Internacional]
hace cerca de 12 horas
[Piedras Negras]
hace cerca de 19 horas
[Seguridad]
hace cerca de 19 horas
similares