×
hace 2 años
[Negocios]

Aidy, tecnología al servicio de la salud

Dispositivo ayuda a monitorear higiene de médicos, enfermeros y demás personal de hospitales

Imprimir
Aidy, tecnología al servicio de la salud
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- El lavado de manos de los profesionales de la salud es una cuestión de vida o muerte. Un equipo de emprendedores diseñó un sistema para identificar los hábitos de higiene de los médicos, enfermeras y técnicos, y que puede llegar a prevenir riesgos de infecciones que pongan en riesgo a los pacientes.

Diego Ríos Aguirre forma parte del equipo de investigadores que desarrolló Aidy. Se trata de una tecnología de la industria 4.0, del internet de las cosas, inteligencia artificial y procesamiento en tiempo real.

Es un pequeño dispositivo que portan los prestadores de servicios médicos y que le recuerda al usuario que debe realizarse la higiene de manos y se van generando bases de datos en la nube que son analizados y expuestos a quienes toman las decisiones en los hospitales.

El dispositivo enciende en diferentes colores, según el nivel de cumplimiento. Cuando el usuario realiza las cosas bien, tiene la luz azul y suma puntos positivos. Esto permite también avanzar en el empoderamiento del paciente, quien tiene más armas para exigir la mejor atención.

Respuesta a una necesidad

Este proyecto, que recibió el premio Emprendimiento-Salud en el Festival de Emprendimiento INCMty 2016 y fue acelerado en el Max Challenge de Massachusetts, responde a una necesidad en el mundo. Tan sólo en México se estima que más de 36 mil personas mueren al año en hospitales a consecuencia de infecciones que adquieren por motivos diferentes al que generó su ingreso. Esta situación, que puede ser evitada, genera un costo social que supera los 1.5 billones de dólares.

Actualmente, Aidy se encuentra en fase piloto de pruebas en un hospital privado en Monterrey, con resultados exitosos. Se mide un área de 15 cuartos de la Unidad de Terapia de Cuidados Intensivos, donde se monitorean unos 45 profesionales durante las 24 horas en tres turnos.

Todo comenzó cuando los doctores Federico Ramos y Gregorio Martínez contactaron a José Julio León Montoya, del Tecnológico de Monterrey, y después llamaron a Diego para el desarrollo de esta tecnología. Al equipo se sumó también Javier Meléndez.

El saltillense Diego Ríos, especialista en ingeniería biomédica, cursó estudios en la Universidad Técnica de Dresden, en Alemania, y fue durante su estadía en una empresa de desarrollo médico en ese país cuando le surgió la inquietud por la investigación de nuevas tecnologías a favor de la salud. Posteriormente realizó la maestría en el MIT y al regresar se reincorporó al proyecto de Aidy, inicialmente llamado Lappi.

El emprendedor consideró factible la posibilidad de que estos sistemas lleguen un día a los hospitales públicos, donde existen grandes áreas de oportunidad en materia de higiene. Sin embargo, queda un largo camino por recorrer.

Apoyos a la investigación

Para el desarrollo de esta tecnología, la investigación ha sido un factor indispensable. Ríos Aguirre habló de la importancia de la creación de más programas públicos que incentiven trabajos de esta naturaleza, aunque cada vez son menos los recursos que las autoridades destinan para estos fines.

Con la nueva Administración federal “hay mucha incertidumbre; esperamos que continúen los recursos del Inadem y otros para la ciencia y tecnología, es primordial... El éxito de las startups o compañías emergentes se estima en 10%, son generadoras de empleos y de más oportunidades para otras personas”, agregó.

Como emprendedor, Diego reconoció que la mentoría en todo este proceso es una de las más importantes monedas de cambio, así como el identificar un problema real y ofrecer una solución actual y viable.

“Hay que leer mucho sobre el mundo del emprendedurismo, entender los procesos y frustraciones, desarrollar soluciones a cosas que le afectan a las personas”, expresó.



Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}