×
hace 2 meses
[Espectáculos]

Natalia Guerrero, acepta los retos

La actriz charla con Zócalo sobre su trabajo en la telenovela El Vuelo de la Victoria.

Imprimir
Natalia Guerrero, acepta los retos
Foto: Especial
Saltillo, Coahuila.- Muy satisfecha dice sentirse Natalia Guerrero con el reto actoral que ha representado para ella el rol de Cecilia, madre del personaje protagónico de la telenovela El Vuelo de la Victoria, que se trasmite por Las Estrellas, de lunes a viernes a las 17:30 horas.

En entrevista con Zócalo, la actriz externó que tras interpretar una serie de villanas deseaba un cambio, pero que nunca pensó que le fuera a llegar un personaje como el de Cecilia, el cual para ella fue un cambio radical pues se trata de una mujer mucho mayor que ella.

“En un principio me sacó de onda, estaba de ‘lo tomo o no lo tomo’; pasaron tres días y dije: ‘por supuesto que lo tomaré’. De eso se trata esta carrera, de poder hacer personajes complejos, que te reten, que te quiten el ego, y por eso lo acepté con todo el amor y toda la decisión”, dice Guerrero.

Hace unos capítulos Cecilia finalmente descubrió que Victoria (Paulina Goto) es aquella hija a la que, presionada por su familia, abandonó recién nacida en una hacienda. Esta dramática historia le ha demandado a la actriz “llorar como Magdalena todo el tiempo”.

“Siempre había sido la que le hacía imposible la vida a las protagonistas y esta vez es al revés, pero estoy muy contenta con este personaje que la gente está aceptando muy bien”, añade.

Guerrero dice que sentía cierto temor a tales escenas donde le revelan la verdad a su personaje, porque sabía que tenía que desplegar lo mejor de sus dotes histriónicos para lograr un trabajo verosímil y no limitarse a soltar “lagrimitas de cocodrilo”.

“El recibir una noticia tan fuerte, que te digan que Victoria es tu hija, a la que por tu culpa le hicieron la vida imposible, ¡imagínate cómo fueron las escenas!, pero gracias a Dios las hice con Andrés Palacios con quien ya había trabajado en Las Amazonas. Eso ayuda mucho, el tener un buen compañero que te apoye, que conectes con él”, sentencia.

NO HAY QUE JUZGAR

Para la actriz, la principal lección que deja Cecilia a las televidentes es “que no hay que generalizar al juzgar las acciones de los demás. Somos muy drásticos para ello cuando oímos una historia, aunque no sepamos que hay detrás de esta”.

“Este personaje dejó a su bebé porque no tenía otra opción, y claro que fueron 20 años de estar arrepentida, pero no podemos juzgar los actos de las personas, creo que ese es el mensaje de Cecilia: no juzgar a las mujeres, entendernos entre nosotras y crecer”, señala.

Lo más valioso que le deja en su carrera, asume, es una pulida técnica a la hora de interpretar papeles que exigen mucho dramatismo.

“El entrar a ese tipo de emociones (las de Cecilia), queramos o no es (como activar) un músculo. En mis primeras novelas me costaba mucho trabajo llorar, yo creo que todas mis compañeras batallamos al inicio con eso, y esto es algo que le voy agradecer a este personaje y a los directores que me ayudaron”.

La actriz asegura que aún falta por vivir muchas situaciones de gran emoción en El Vuelo de la Victoria, cuyo final se prevé para mitad de noviembre próximo.

Aunque Guerrero afirma que una vez que concluya la telenovela volverá a la pantalla, si le llega un personaje que le implique otro reto, tiene muchos deseos de hacer teatro, así que se dará a la tarea de buscar algún buen proyecto.


Imprimir
te puede interesar
[Consumo de Drogas]
hace 21 horas
[Nacional]
hace cerca de 8 horas
[Internacional]
hace cerca de 12 horas
[Beisbol]
hace 21 horas
similares